Acogida y diagnóstico inicial

En un primer momento se pone en marcha un programa de acogida con las personas despedidas que cumplían los requisitos, con el objetivo de efectuar una presentación general del programa e informarles de las acciones que se van a llevar a cabo y los esfuerzos y recursos puestos en marcha para ayudarles en su proceso de recualificación para su mejora de la empleabilidad.

Para esto, se realizan dos jornadas de difusión en las dos localidades afectadas por los despidos, es decir en Ordes y A Coruña, y se contacta con los/as  potenciales usuarios/as a través de las oficinas de empleo y de cartas personalizadas.

Tras las sesiones de acogida, se realiza un diagnóstico inicial de cada persona desempleada a través de entrevistas individualizadas con el fin de conocer información necesaria para hacer una valoración adecuada de sus posibilidades reales de reincorporación al mercado laboral. Es fundamental, en esta fase, conseguir la motivación e implicación activa de la persona desempleada. La realización de un diagnóstico correcto es fundamental para detectar cuáles son las perspectivas laborales de la persona desempleada y, de esta manera, poder diseñar un itinerario personalizado que aumente las posibilidades de inserción y la satisfacción personal.